/ domingo 28 de noviembre de 2021

Aquí Querétaro

Con más de cien años de haber sido editado por primera ocasión, el tradicional y queretanisimo Heraldo de Navidad fue nuevamente presentado en este mes de noviembre, y lo ha sido en un evento que, a diferencia de muchos otros, no ha tenido como sede el histórico Teatro de la República, sino el Teatro de la Ciudad, que otrora fuera el Cine Teatro Alameda, donde varias generaciones de queretanos, desde los años cuarenta del pasado siglo, pasaron buenas horas de esparcimiento.

Sobre el escenario, el licenciado Alfonso Camacho, de larga tradición también en temas de fiestas decembrinas, hizo, a vuelo de pájaro, un recorrido por sus páginas, que abrigan misma historia que tradición, igual belleza que conocimientos. Luego, jóvenes del grupo teatral Cómicos de la Legua de la Universidad Autónoma de Querétaro y diversas agrupaciones de danza y música, recrearon pasajes bíblicos, rematando la presentación la conmovedora presencia de los más antiguos integrantes de la Estudiantina universitaria, que arrancaron más de un suspiro e nostalgia entre los muchos presentes,

De las páginas de esta nueva edición del Heraldo habría que destacar el último texto escrito por el maestro Gabriel Rincón Fias, quien fuera director de la publicación centenaria; acaso uno de los últimos también del cronista del Estado y de la ciudad, el doctor Andrés Garrido del Toral. Además, claro está, se pueden encontrar los recuerdos hechos letra de los personajes queretanos que recientemente murieron, y entre los que destaca particularmente, por su cercanía con el Heraldo navideño, el del licenciado Juan Servín Muñoz.

Rincón Frías aportó para esta edición tradicional un texto sobre el trágico final de Agustin de Iturbide, mientras que Garrido del Toral lo hizo por partida doble, con un texto sobre la conquista de México y otro en memoria de quien fuera vicario diocesano, don Javier Martinez Osornio Ante la presencia de máximas autoridades del Estado y del Municipio de la capital queretana, también tomó la palabra Jaime Garcia Alcocer, quien desde hace algunos meses funge como Presidente del Patronato de las Fiestas del Estado de Querétaro, organismo responsable de organizar todas las actividades que con motivo de las fiestas decembrinas se desarrollan, y entre las que se encuentra,desde luego, la edición del Heraldo.

La presentación del Heraldo de Navidad es una tradición más de las que se desarrollan en Querétaro durante estos tiempos de finales de año, y tiene tanto arraigo que provocó filas al exterior del Teatro de la Ciudad, de gente dispuesta, no solo a disfrutar de la ceremonia, sino también y principalmente, ilusionada con hacerse de un ejemplar de la nueva edición, que tradicionalmente se reparte al final de la presentación.

Se trata de una publicación infaltable, queretana hasta la última de sus páginas, y centenaria. Se trata de una de las tradiciones más sólidas de los queretanos.

Con más de cien años de haber sido editado por primera ocasión, el tradicional y queretanisimo Heraldo de Navidad fue nuevamente presentado en este mes de noviembre, y lo ha sido en un evento que, a diferencia de muchos otros, no ha tenido como sede el histórico Teatro de la República, sino el Teatro de la Ciudad, que otrora fuera el Cine Teatro Alameda, donde varias generaciones de queretanos, desde los años cuarenta del pasado siglo, pasaron buenas horas de esparcimiento.

Sobre el escenario, el licenciado Alfonso Camacho, de larga tradición también en temas de fiestas decembrinas, hizo, a vuelo de pájaro, un recorrido por sus páginas, que abrigan misma historia que tradición, igual belleza que conocimientos. Luego, jóvenes del grupo teatral Cómicos de la Legua de la Universidad Autónoma de Querétaro y diversas agrupaciones de danza y música, recrearon pasajes bíblicos, rematando la presentación la conmovedora presencia de los más antiguos integrantes de la Estudiantina universitaria, que arrancaron más de un suspiro e nostalgia entre los muchos presentes,

De las páginas de esta nueva edición del Heraldo habría que destacar el último texto escrito por el maestro Gabriel Rincón Fias, quien fuera director de la publicación centenaria; acaso uno de los últimos también del cronista del Estado y de la ciudad, el doctor Andrés Garrido del Toral. Además, claro está, se pueden encontrar los recuerdos hechos letra de los personajes queretanos que recientemente murieron, y entre los que destaca particularmente, por su cercanía con el Heraldo navideño, el del licenciado Juan Servín Muñoz.

Rincón Frías aportó para esta edición tradicional un texto sobre el trágico final de Agustin de Iturbide, mientras que Garrido del Toral lo hizo por partida doble, con un texto sobre la conquista de México y otro en memoria de quien fuera vicario diocesano, don Javier Martinez Osornio Ante la presencia de máximas autoridades del Estado y del Municipio de la capital queretana, también tomó la palabra Jaime Garcia Alcocer, quien desde hace algunos meses funge como Presidente del Patronato de las Fiestas del Estado de Querétaro, organismo responsable de organizar todas las actividades que con motivo de las fiestas decembrinas se desarrollan, y entre las que se encuentra,desde luego, la edición del Heraldo.

La presentación del Heraldo de Navidad es una tradición más de las que se desarrollan en Querétaro durante estos tiempos de finales de año, y tiene tanto arraigo que provocó filas al exterior del Teatro de la Ciudad, de gente dispuesta, no solo a disfrutar de la ceremonia, sino también y principalmente, ilusionada con hacerse de un ejemplar de la nueva edición, que tradicionalmente se reparte al final de la presentación.

Se trata de una publicación infaltable, queretana hasta la última de sus páginas, y centenaria. Se trata de una de las tradiciones más sólidas de los queretanos.

ÚLTIMASCOLUMNAS